UNA TEMPORADA DE FICCIÓN. Breve repaso a las series que nos llegan.

Posted on 11 mayo 2011

0


Con el cambio de estación, la ficción televisiva cambia de rostros, de escenarios y de historias. Llegan a la pequeña pantalla un buen puñado de estrenos, y series consagradas estrenan nuevas temporadas. Del Thriller a la comedia, pasando por la épica medieval o el drama social, el menú contiene platos para todos los gustos. Echemos un vistazo a las series que darán que hablar en los próximos meses.

Artículo originalmente publicado en ZUM! Guía de Ocio. Mayo de 2011.

LA HISTORIA COMO GRAN PLATÓ.
Sagas míticas, sangre y honor.

La Edad Antigua, la creación de reinos inventados, las civilizaciones antiguas… siempre han supuesto un hervidero del que guionistas y directores se han servido para tejer sus historias. Recordamos la mítica Yo Claudio, o Los Últimos Días de Pompeya, relatos que recreaban épocas pasadas con mezcla de esplendor y tragedia. La llegada en 2005 de Roma (Bruno Heller, John Milius y William J. MacDonald) supuso un salto cualitativo en cuanto a la realización y el guión, y sus dos temporadas se convirtieron en el ejemplo perfecto de cómo la Historia se convertía en el mejor plató televisivo.
El éxito de Roma dirigió su mirada hacia territorios inhóspitos y bárbaros en los que recordar la historia de personajes míticos y con peso: desde el intratable Espartaco (Spartacus: Blood and Sand, 2010) y su deuda sangrienta al 300 de Frank Miller, o la guerra de Viriato en Hispania , ambas series que han cosechado un notable éxito en nuestro país.
Ahora nos llega la gran apuesta de la HBO para la temporada: Juego de Tronos, serie basada en la saga literaria de George R. R. Martin, Canción de Hielo y Fuego, una fantasía medieval en la que asistimos a las luchas dinásticas de varias familias de nobles, que luchan por el Trono de Hierro. La espectacular puesta en escena y su cuidado guión han satisfecho a los fans de la saga literaria, lo que augura a la serie una larga vida de éxito, tanto como la versión en papel. Estrenada en abril, llegará a España el próximo 9 de Mayo.

TRAS LOS PASOS DE LAURA PALMER.
El Thriller, pista a pista.

Una de las ventajas de la ficción televisiva es que las tramas pueden alargarse al antojo de sus creadores (y siempre que las cadenas y la audiencia den su visto bueno, claro), por lo que nos encontramos con historias narradas al detalle. El crítico argentino Hernán Casciari comentaba que las series eran como una novela, y las películas, como un cuento. La analogía puede servir para comprender que el pulso narrativo es diferente en las series, y en el caso de las historias de misterio y acción, los tiempos se relajan a favor de la minuciosidad y el asombro.
Twin Peaks, la serie ideada por David Lynch en los años 90 supuso un hito en el modo de contar historias en la televisión. Su atmósfera opresiva y sus guiños al surrealismo más feroz, utilizados para contar la historia de un asesinato, se convirtieron en referente para todo lo que llegaría después.
Veinte años después, la cadena AMC apuesta por recuperar esa atmósfera irreal en The Killing , un thriller oscuro que comienza con el asesinato de una joven, Rosie Larsen y que nos mostrará a lo largo de veinticuatro capítulos (cada uno es un día) la investigación llevada a cabo para solucionarlo.
Situada en un Seattle húmedo y opresivo, la historia del asesinato de Rosie dará pie a descubrir un buen puñado de dramas que se entrecruzan, y en los que la joven es siempre el referente: intrigas políticas, engaños, amoríos y tragedias familiares que componen un mosaico complejo y apasionante.

TREMÉ.
Dramas a ritmo de Jazz.

Una de las más deliciosas historias de las que pudimos disfrutar la temporada pasada se situaba en el Nueva Orleans desolado tras el paso del Huracán Katrina en 2005, y de cómo sus habitantes, fundamentalmente los músicos que habitan la ciudad, trataban de sobreponerse al tremendo drama que supuso ver su vida arrancada desde sus cimientos.
El autor de esta magna obra, retrato social y musical de una comunidad desolada, fue el periodista y guionista David Simon, creador de la aclamada The Wire. Simon se sumergió durante meses en la ruina de Nueva Orleans para recrearla en Tremé, la serie para la HBO que estrena su segunda temporada en estos días.
Y es que Tremé lo tiene todo: la exhuberancia de un escenario natural, Nueva Orleans, en el que cualquier pedazo de realidad supera a la ciudad; su música, hervidero continuo de talento desde hace generaciones; el conflicto social, blancos contra negros. El Guetto; la tragedia, el desastre natural, el huracán que se llevó la esperanza de una ciudad; la corruptela política y el ansia de poder; y por último la alegría de unos personajes que luchan por salir de la miseria día a día, con humor y mucho orgullo.

DE PIRATAS Y AUTORES.
La mayoría de edad de la ficción española.

Nos pongamos como nos pongamos, el prime time patrio está dominado por las series españolas. Cada noche se meten en nuestro salón historias de Internados, Institutos, Hospitales o dramas de época. Sólo el lunes la ficción americana aguanta el tirón con los múltiples CSI’s, y puntualmente alguna miniserie (generalmente maltratada y embutida en pocos pases) le hace sombra a las series españolas.
Y bueno, con sus luces y sus sombras, la ficción española ha aumentado su calidad últimamente, y la audiencia no le da la espalda. Aunque los guiones siguen pecando de esa necesidad contentar a todos los públicos, las tramas se han sofisticado hacia géneros más modernos como el Thriller y el misterio.
Recién terminada la primera temporada de El Barco, ya se anuncia su vuelta en septiembre. Esa mezcla de Perdidos y El Internado, con tramas misteriosas y desnudos postadolescentes ha calado en el público ávido de poner una cara conocida a sus desvelos semanales. Sin solución de continuidad, se espera la llegada de Piratas, una superproducción protagonizada por Pilar Rubio y que nos contará una historia… de piratas.
Caso aparte merece la producción propia de Canal+, que bajo el paraguas de Originales se ha puesto a elaborar series con sello propio, y amparados por la libertad creativa que da su cuota de abonados pueden arriesgar en contar historias diferentes de géneros ajenos a los popular. Del surrealismo costumbrista a Qué fue de Jorge Sanz a la corrupción de Crematorio, parece que la ficción española alcanza su mayoría de edad.

WHAT’S NEXT?
Lo que nos espera en los próximos meses.

Los grandes nombres se harán esperar unos meses. Tras el verano y su lógico bajón en cantidad y calidad, algunas de nuestras series favoritas renovarán su temporada.

Los británicos se toman las cosas con calma, y no esperamos hasta el otoño el retorno de alguna de sus joyas. Por aquí vamos a poder ver las primeras temporadas (cortitas, intensas, el modo de trabajar de las Islas) de alguno de sus mayores éxitos: MTV ha estrenado en abril la maravillosa Misfits, una orgía de ritmo y acción adolescente que esconde uno de los hallazgos de la ficción de superhéroes. Dos temporadas ya emitidas, y quedamos a la espera de la tercera. Lo mismo ocurre con Sherlock, la revisión actualizada del inmortal detective de Conan Doyle y cuyos tres capítulos nos supieron a poco. En unos meses, su continuación.
Por último, la segunda temporada del dramón victoriano de Downton Abbey, exitoso estreno en nuestra televisión generalista, llega en unas semanas.
Habrá que esperar algo más para que se renueve la parrilla televisiva norteamericana, pero merecerá la pena: están confirmadas nuevas temporadas de Mad Men, Braking Bad y Fringe, pilares de nuestro entretenimiento semanal, entre muchos otros.

Anuncios