A HARD RAIN’S A-GONNA FALL. Agua, sostenibilidad, Dylan y García.

Posted on 3 diciembre 2009

0


Nos planteamos, en estos tiempos que corren, la necesidad de reflexionar seriamente acerca de cuestiones que serán problemas acuciantes a corto plazo. Dos son las palabras, Sostenibilidad y Cambio Climático, y tres los actores en esta función: usuarios, corporaciones y  gobiernos. Y las relaciones que entre ellos se establecen marcarán el mundo que dejaremos a las generaciones venideras. Es hora de dar un paso adelante, desde nuestra posición y atajar el problema de raíz. ¿Cómo? El primer paso es preguntárselo.

– Artículo originalmente publicado en ZUM! Guía de Ocio. Junio de 2008

LIKE A ROLLING STONE. Concienciación de andar por casa

El usuario de a pie, tú y yo, hemos sido los primeros en poner nuestro granito de arena en esto de la sostenibilidad: cerramos el grifo del agua al lavarnos los dientes; separamos plástico, papel y vidrio y cada noche bajamos en pantuflas nuestras bolsas de basura a sus contenedores; en nuestra casa de 50 m2 hemos quitado la playstation para dejar hueco a tanto cubo de colores; además, compramos lavavajillas de Clase A, que ahorra energía y agua aunque sea más caro…

Pero, ¿sabemos realmente lo que hacemos?  Y lo que es mejor ¿sabemos cuál es nuestra contribución real a la solución del problema? Voces disidentes se levantan en contra del reciclaje doméstico (toda una herejía en estos tiempos de corrección política) alegando que hemos asumido el coste de separación de la basura, cuando se ha demostrado ineficaz en un porcentaje elevadísimo de casos. Un coste que empresas de reciclaje ya comienzan a asumir, porque ven más rentable recoger la basura junta y separarla ellos a nivel industrial. O sea, que separamos lo que otros vuelvan a juntar… ¡Ojo! Que no defendemos el boicot al reciclaje… pero pensamos que quizás sea el momento de dar un paso más. Nuestro mayor poder es la movilización y el consumo. Exijamos medidas que complementen nuestro esfuerzo, compromisos que los que están por encima de nosotros tengan que rubricar. Y sigamos reciclando, claro está…

MASTERS OF WAR ¿Qué hay de la Responsabilidad social corporativa?

“Contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva y su valor añadido”. Esto es Responsabilidad Social Corporativa (God bless Wikipedia!). Las empresas se suben al carro de la sostenibilidad y muestran su mejor cara en interminables anuncios de TV donde salen un montón de niños en verdes prados clamando por un mundo mejor. El marketing medioambiental hace mella en los consumidores que se animan a comprar productos socialmente sostenibles, “mejorando así la situación competitiva y el valor añadido de la empresa”. ¡Acabáramos! De nuevo el peso de un mundo a la deriva queda en nuestras manos. ¿Y qué hay de las políticas de reciclaje de las empresas tecnológicas? ¿Y de la deslocalización? ¿Y del ingente consumo de energías fósiles? ¿Y de la contaminación? Exijamos, una vez más, compromisos reales de las empresas para con el planeta, que no se quede todo en un bonito spot de televisión. Y sigamos reciclando, claro está…

HIGHWAY 61 REVISITED .Dime lo que tengo que hacer

Quizás quién más nos ha influido en esto de la concienciación han sido gobiernos e instituciones, que a modo de modernos tele-predicadores, y utilizando herramientas del marketing social han logrado que adquiramos un compromiso con la naturaleza y el futuro. Que reciclemos. Y eso está muy bien, de verdad. Por algo se empieza. Pero tienen que hacer algo más. Legislar, obligar a pagarlo caro a quien contamine, realizar políticas consistentes de apoyo, adquirir compromisos internacionales de lucha contra los efectos de la industria. Cumplir el protocolo de Kyoto… Y si nos fallan, iremos a por ellos y los echaremos a patadas de su poltrona. Estamos en nuestro derecho a ello. Y sigamos reciclando, claro está…

BLOWING IN THE WIND. ¿Las conclusiones? Siga por este pasillo…

Que parte del camino está hecho, queda claro: estamos concienciados, actuamos en consecuencia, y empresa y gobiernos comienzan a moverse en la misma dirección. Pero debemos aligerar el paso, ser tenaces, exigir, dar ejemplo, enseñar a quien no sabe, protestar si algo falla… En palabras del cantante Manolo García: “Está terminando el tiempo del maquillaje engañoso y superficial. Opino que hemos de ir ¡ya! a lo profundo del problema (…) Nunca me ha gustado pretender adoctrinar, soltar discursos ni tan sólo sugerirle a nadie qué debe hacer. Pero esta vez, creo que de alguna forma tengo que poner mi grano de arena para inclinar la balanza del atontamiento general que nos bombardea. En mi modesta y limitada forma no puedo más que pedir reflexión y movimiento civil por encima de cualquier política”. Nos ha quitado las palabras de la boca. Y sigamos reciclando, claro está…

Anuncios
Posted in: Cultura, Opinón, ZUM!