Elecciones Made in USA

Posted on 13 noviembre 2009

1


elecciones usa1¿Y qué nos importarán a nosotros las elecciones norteamericanas? Pues quizás tengáis razón, y los del ZUM! nos hemos vuelto locos. Pero más allá de la política, los americanos son únicos en hacer de todo el mayor espectáculo del mundo. En un año en el que todo el mundo habla de las elecciones USA, nos divertimos desde la distancia asistiendo a la mayor maquinaria publicitaria de La Historia. ¡Pasen y vean!

Artículo originalmente publicado en ZUM! Guía de Ocio. Abril de 2008.

Esto no es análisis político. Es ENTRETENIMIENTO.

El mecanismo por el cual los estadounidenses eligen a su presidente es complicado, y dura, por lo general, algo más de un año. El próximo 4 de noviembre se celebrarán las elecciones, y en ese tiempo se habrán llenado cientos de horas de televisión, miles páginas de periódico, blogs de Internet, videos, canciones, propuestas, eslóganes, proclamas… El camino a la presidencia es duro, y sobre todo caro: se calcula que el gasto en campaña de los dos partidos mayoritarios en pugna, Demócrata y Republicano, será de unos 3.000 millones de dólares, el más alto de la historia.

Comienza la Guerra. Las Primarias

El camino a la Presidencia no es precisamente fácil. Los dos grandes partidos, Republicanos y Demócratas (hay muchas más alternativas, pero son minoritarias) postulan a sus candidatos en una frenética carrera a través del país, y durante varios meses se van eliminando hasta que sólo queda uno, merced a las elecciones primarias que cada estado va realizando. El resultado de las primarias reparte un número de delegados que tendrán la potestad de elegir a su candidato en la convención nacional del partido en el verano. Así, los candidatos van acumulando los delegados necesarios, 1191 en las filas republicanas y 2025 en las demócratas, suficientes para que el postulante sea elegido como candidato presidencial por cada partido.

Los ejércitos. Los electores, la financiación y los famosos.

El censo norteamericano varía en cada elección. El ciudadano ha de apuntarse como votante, y ha de hacerlo adscrito a un partido, aunque luego vote a otro. Esto le da derecho a votar en las primarias y en la elección presidencial.

El coste de las campañas electorales es inmenso para cada partido, y los candidatos han de recurrir a la financiación externa para soportar los enormes gastos de su candidatura. A diferencia de España, la búsqueda de fondos externos es totalmente legal y transparente, y se sabe quién da con su dinero apoyo a los candidatos. En las filas demócratas, estrellas del cine y la televisión muestran sin tapujos su afiliación: Spielberg, Oprah, Susan Sarandon, Jennifer Aniston, Alicia Keys, Jaime Foxx…  Por parte republicana, actores como Silvester Stallone dan su apoyo a John McCain, y el inefable Chuck Norris dio su apoyo al precandidato Mike Huckabee. Hubiera sido impagable (y aterrador) verlo como Secretario de Defensa.

Las Nuevas batallas.  Internet y las grandes minorías.

Internet se ha convertido en la gran herramienta de comunicación política durante esta campaña. El análisis político a través de sesudos blogs o el apoyo mediático con vistosos videos en youtube, todo vale para mandar mensajes y capturar votos. Cualquiera puede dar su apoyo desde la Red a su candidato preferido. La facilidad de acceso a tiempo real a la mayor cantidad de información ha hecho que los grandes medios (Fox, NBC, CNN…) hayan trasladado sus cuarteles al ciberespacio. Además, el Periodismo Ciudadano se ha establecido como alternativa seria a los grandes medios, ya que al dejar en manos de personas de la calle la opinión y el análisis, se crean foros con una visión más cercana al ciudadano medio.

En estas elecciones, las comunidades de inmigrantes establecidas en USA toman una fuerza descomunal, sobre todo negros y latinos, que suponen un filón de votos que ningún candidato quiere perder. Históricamente, las minorías han estado del lado demócrata: el voto negro de decanta por Obama, mientras que los latinos prefieren a Hillary.

Los Generales. McCain contra ¿Obama o Clinton?

elecciones usa2En las filas republicanas todo el  pescado está vendido: John MccCain sucederá a Bush (quién no puede volverse a presentar a la reelección por ley). Senador por Arizona, y excombatiente en Vietnam, donde fue apresado, encarna la facción más continuista con la política de Bush en los último años. Ha dejado atrás en las Primarias a gente como Rudy Guliani, alcalde de Nueva York durante el 11-S, o a Mike  Huckabee, pastor baptista ultra ortodoxo.

Donde todas las miradas están puestas es en el bando republicano: dos figuras mediáticas de un poder ilimitado pugnan por representar a su partido. De un lado Hillary Clinton, la primera mujer con posibilidades reales de ser Presidenta; de otro, Barack Obama, el primer negro con posibilidades reales de ser presidente.

La guerra sucia. Los Debates

No hay guerra que se precie sin espionaje y guerrillas. Quizás la carrera a La Casa Blanca sea el mejor ejemplo: los candidatos se despellejan vivos, con o sin pruebas, y en una sociedad tan puritana, los escándalos sexuales, económicos o religiosos están a la orden del día. Al escándalo sexual del Gobernador demócrata de Nueva York, que usaba fondos público para pagarse prostitutas, se han sumado acusaciones hacia el candidato Obama de ser musulmán (¡!), al filtrarse unas fotos suyas vestido con turbante. Todo sea por una mayor cuota de votos.

Capitulaciones. ¿El final de esta Guerra?

Es casi imposible acertar el nombre del nuevo presidente de los USA. ¿Ganará MccCain? Parece probable, ya que afianza la política de su predecesor Bush, en un país muy poco dado a cambios tan drásticos como sería poner a una mujer a un negro en La Casa Blanca. No lo tienen nada claro los demócratas, con dos candidatos muy fuertes, cuyo peso puede suponer un lastre a la hora de enfrentarse al candidato republicano. El votante demócrata puede castigar a su candidato si éste no es su favorito. Miles de votantes de Hillary pueden quedarse en casa si el candidato es Obama, o viceversa. Además, parece imposible que ambos unan sus fuerzas en una única candidatura (como candidatos a la presidencia y vicepresidencia) porque el mal rollo entre ellos es evidente. Quién sabe, quizás mereciera la pena que un afro americano y una mujer tuvieran en sus manos el poder de su país. ¿Las cosas cambiarían?

— Actualización Noviembre de 2009. En el momento en el que se escribió el artículo, ni siquiera se habían celebrado las Primarias demócratas, y aunque el “Yes we can” no se había pronunciado, intuíamos que Obama tenía la mano ganadora. Después llegó Sarah Palin, la derrota de McCain, el traspaso de poderes y, sobre todo, la enorme oleada de optimismo que Obama imprimió a millones de personas.

La crisis y los problemas heredados de la anterior administración han quitado lustre a sus primeros meses de mandato. Habrá que seguir esperando a que el Milagro de Obama llegue a producirse —

Anuncios
Posted in: Medios, Opinón, ZUM!