Huelga de Guionistas Made in USA.

Posted on 30 octubre 2009

0


Guionista¿Quieres saber lo que ocurre en la isla de “Perdidos”? ¿O conocer lo que les ocurre a los hermanos Scofield en “Prison Break”? Pues tendrás que esperar. Los guionistas de las series están de huelga, y lo que parece una simple reivindicación laboral tiene unas implicaciones que van mucho más allá del puro entretenimiento televisivo.

EL CONFLICTO

A principios de diciembre ya se han dejado de emitir muchas de las series de televisión más conocidas en USA (y que aquí vemos más tarde). No quedan más episodios grabados, porque no quedan más guiones escritos. El conflicto entre guionistas y productores, que se alargó durante todo un año de negociaciones y que no consiguió resolverse, dio pie al comienzo de la huelga el pasado 31 de octubre. Después de ese día, no se ha escrito una sola línea de diálogo, y con ello han llegado los problemas.

Las reivindicaciones de los guionistas son económicas, como casi siempre en estos casos: un aumento en el porcentaje que el guionista percibe por cada dvd vendido (pasar de 4 centavos de dólar por copia de dvd vendida, a ocho), y el acceso a cobrar por los derechos de emisión de sus creaciones en los nuevos formatos de difusión (Internet y telefonía móvil principalmente). La AMPTP (Alianza de productores de cine y televisión) se niega a pagar por las emisiones por estos canales, alegando que de momento sólo tienen finalidad  promocional y no generan beneficios. Y es aquí donde el problema se convierte en algo más que una cuestión de derechos laborales: el problema real es cómo  a la industria le cuesta adaptarse a las nuevas formas de acceder a sus contenidos, y la profunda crisis que esto genera.

Es un problema similar al que azota a la industria musical desde la aparición de las redes de intercambios de archivos por Internet. Así pues, la industria del entretenimiento no consigue ir al ritmo que marcan las nuevas tecnologías, y se niega a aceptar que sus consumidores (los televidentes en este caso) pueden acceder a su producto y consumirlo por vías diferentes a los tradicionales.

LAS REACCIONES.

Casi inmediatamente al comienzo de la huelga, han sido muchos los artistas, actores y personalidades los que se han puesto del lado de los miles de escritores en huelga. Las dos asociaciones de guionistas han recibido el apoyo de muchísimos de los teleespectadores, que consideran justas sus reivindicaciones, y el problema al que se enfrenta la industria es muy grande: la pérdida de potencial audiencia en beneficio a otras formas de ocio, fundamentalmente Internet  los videojuegos. En la huelga de finales de los años ochenta, casi un 10 % de la audiencia se perdió y se estima que jamás volvieron a ponerse delante de su televisión.

LAS CONSECUENCIAS.

No sólo las series se han visto afectadas por la huelga. Los primeros perjudicados por la huelga han sido los Late Night, programas diarios de entrevistas donde un presentador con una taza da café hace un monólogo cómico y da paso a actuaciones musicales… Jay Leno, Conan O’brien… auténticas estrellas mediáticas que se han quedado sin chistes sobre la actualidad y que han tenido que recurrir al refrito y a la reposición de sus mejores momentos. Como alternativa a estos productos, las cadenas de televisión van a echar mano del formato televisivo más lucrativo y que no requiere de guión: el Reality Show. Así que en estas navidades los norteamericanos van a tomar el pavo navideño entre supermodelos, aspirantes a famosos, gente con talento… Peor el remedio que la enfermedad.

Por otro lado, si los calendarios no se cumplen, la ficción no emitida durante la temporada es posible que no se vea jamás, y que las tramas tengan que acortarse para adaptarse a los nuevos calendarios. Series de 25 episodios se verán en 12 entregas, con la consiguiente pérdida en la historia, y otras muchas series no legarán a emitirse. Al final, el espectador será el mayor damnificado. Además, el 2008 es año pre-electoral en los USA, y los shows nocturnos se nutren de la actualidad para elaborar guiones y monólogos donde se posicionan y posicionan políticamente a sus audiencias. El problema aquí alcanza proporciones inmensas.

Así pues, la postura de los guionistas no trata tanto de asegurar sus ingresos ahora, sino para cuando Internet y la telefonía móvil se instalen como alternativa real a la televisión. Y eso ya empieza a suceder ahora.

Más allá de lo cómico y extraño que tiene la noticia de esta huelga, que aparentemente puede tener muy poco interés para nosotros, la situación que los guionistas americanos plantean tiene más que ver con el futuro del entretenimiento que con 4 centavos por copia vendida. ¿Presenciaremos el fin de la televisión tal y como la conocemos? Podemos apostar al sí.

Artículo publicado originalmente en ZUM! Guía de Ocio. Diciembre de 2007.

ACTUALIZACIÓN Octubre de 2009 –

Tras 14 semanas de huelga, Guionistas y Productores sellaron un acuerdo. Los guionistas mejoraban sus condiciones contractuales, sobre todo en lo referido a contenidos digitales y distribución de sus obras a través de la red.

En cuanto a la ficción televisiva, el año 2008 sufrió con lo recortes en las series de televisión, que vieron reducido el número de sus capítulos, y amputadas algunas de sus tramas. Pero en lo narrativo, en general, todo volvió a la normalidad.

Anuncios
Posted in: Cultura, Medios, ZUM!