¿No cantas en inglés y llenas estadios? Breve historia de bandas de rock que se olvidaron del inglés y triunfaron.

Posted on 29 octubre 2009

0


soda_stereo2Imagina: tres melenudos, vestidos de negro, aporreando bajo, guitarra y batería mientras un cuarto melenudo emite sonidos guturales delante de una multitud enfervorecida que corea sus canciones. Eso es, a grandes rasgos y con sus matices, una banda de rock. ¿Y los imaginas cantando en un idioma que no sea el inglés? Eso ya es complicado… pero síguenos y ya verás: conciertos, festivales, acústicos de MTV, giras millonarias…ARGENTINA. La anglofilia porteña

Las bandas argentinas de rock han conseguido que, en torno a su propio star-system, sus compatriotas consuman sus discos, llenen sus conciertos y los sigan como si de religión se tratara. Los Redonditos de Ricota, Bersuit o La Renga encarnan el sonido más duro, rock barrial y comprometido. La gran explosión de sonido la trajeron Los Fabulosos Cadillacs, un combo impresionante que consiguió un sonido mítico incluyendo ecos latinos al rock y al ska que practicaban en sus comienzos. Y Soda Stereo, el grupo que cantando en castellano más discos han vendido. Una leyenda del pop-rock que trasciende a toda Latinoamérica, de Tijuana a la Ushuaia.

MÉXICO. La banda superventas.

Quizás Maná encarna como nadie el fenómeno de Stadium Band. Con una carrera que alcanza las dos décadas, y con éxitos inapelables durante todos estos años, los mexicanos ocupan por derecho propio su sitio en nuestro imaginario colectivo, y en el todo el continente. Otra banda muy interesante que revienta allí por donde pasa es Café Tacuba, una apisonadora en directo que combina mariachi con rock y tecno, dando un colorido espectacular a cada uno de sus discos.

ESPAÑA. Una vez en la vida.

La gran banda de rock española ha sido Héroes del Silencio. Sin duda alguna. Consiguieron traspasar nuestras fronteras cantando en castellano y convencieron a públicos como el alemán o el italiano. La pasión que despiertan en el Cono Sur es única, y diez años después vuelven a juntarse en una gira mundial. Tras ellos, pocas han sido las bandas capaces de salir al exterior y volver victoriosos de la aventura.

Y aunque la mitad de sus componentes vinieran de Argentina, Los Rodríguez pudieron ser la gran banda de rock del final del milenio en España. Se separaron cuando rozaban el éxito masivo gracias a una fórmula infalible: Stones + Tequila + rumba + milonga. El resultado fue espectacular y sus canciones se han instalado en nuestro imaginario colectivo.

BRASIL. No sólo de Samba vive el brasileño

Universo cultural en sí mismo,   puede pasar que la banda se impregne inevitablemente de su propia idiosincrasia, o que surja como oposición a la tradición establecida. El rock bebe de las raíces de la samba y  el carnaval o abraza sin fisuras el modelo anglosajón. En los años 80 surge el “Cuarteto Sagrado del rock brasileño“, formado por Os Paralamas do Sucesso, Barão Vermelho, Titãs y Legião Urbana. Otra banda importante es Sepultura, que partiendo de la dureza del hard-rock, ha llevado un camino largo y coherente durante toda su carrera, llegando incluso a incluir sonidos propias de la música brasileña más convencional.

FRANCIA. Entre la pachanga y el clasicismo.

La propuesta de Mano Negra fue arriesgada en su momento: una mezcolanza de sonidos, idiomas, texturas y actitudes que dan a luz a una banda de punk-rock mestiza, dueña de estribillos imbatibles, incansable, tan cercana al mariachi, la rumba y la cumbia como a The Clash. Las propuestas francófonas siempre han sido difíciles de introducir en nuestro mercado, pero merece la pena recordar a bandas como Noir Desir, que llenaron estadios durante décadas con su rock progresivo y oscuro.

MISCELANEA. ¿Y Después Qué?

Reuniones, carreras en solitario, éxitos y fracasos.

A menudo el frontman (usualmente el cantante) inicia carrera en solitario. Este punto suele ser el principio del fin. De las cenizas de sus bandas han surgido las carreras de Enrique Bunbury (Héroes del Silencio), Gustavo Cerati (Soda Stereo), Manu Chao (Mano Negra), Andrés Calamaro (Los Rodríguez), Herbert Vianna (Paralamas) o Vicentico (Fabulosos Cadillacs). Son carreras quizás menos exitosas que las de sus bandas, pero generalmente son seguidas por un gran número de fieles que arrastran de sus anteriores proyectos.

Otros miembros de la banda también inician sus carreras en solitario, y llegan a establecerse dentro del panorama musical. Suelen dar rienda suelta a sus gustos en proyectos quizás más arriesgados y minoritarios, que cosechan elogios de la crítica y de buena parte de sus antiguos fans: de Ariel Rot (Los Rodríguez) a DAB (Pedro Andreu de HDS), son muchos los casos de carreras minoritarias pero de largo recorrido.

Y ahora, las reuniones de la banda años después de su disolución. Giras mundiales, discos recopilatorios, canciones nuevas, merchandising…. El caso más esperado en estos lares ha sido el de Héroes del Silencio, pero otras bandas como Soda Stereo preparan su vuelta a los escenarios. También se dan reuniones parciales en concierto puntuales, como la gira de Calamaro y Rot el pasado verano. Atrás quedan las luchas internas, los egos y los odios. La vuelta para revivir los éxitos pasados, el regocijo de sus seguidores y las enormes ganancias económicas… ¡Qué más da! Disfrutemos de sus grandes conciertos.

Artículo publicado originalmente en ZUM! Guía de Ocio. Octubre de 2007.

Anuncios
Posted in: Cultura, ZUM!